Todos los derechos reservados a Ilimago Company

Encuentra el contenido de tu interés

Qué hacer cuando tus clientes te dicen, me lo tengo que pensar


¿Cómo se asertivos en el seguimiento al cliente?

Tip de de cierre de ventas

Varios de tus clientes cuando tienes una reunión de ventas o les presentas tu propuesta terminan diciéndote “Me lo tengo que pensar”

¿Cuándo realmente esa decisión termina en una venta real para tu negocio?

 

En este post queremos sugerir un tip muy interesante que nos esta funcionado para atacar asertivamente la posible decisión.

Es una estrategia que usamos para que estos “me lo tengo que pensar” terminen en clientes de verdad, en clientes reales que contratan nuestros servicios en la mayoría de los casos.

El hecho que te digan “me lo tengo que pensar” es muy normal y el cliente tiene todo el derecho del mundo de pensarlo, de consultarlo con el socio, con la pareja, la almohada etc. Sin embargo, las respuestas no siempre son positivas, muchas de las veces su intención es la de no comprar por variadas razones.

No hay nada peor para sabotear tu venta que presionar, por lo que obviamente tenemos que dar el espacio al cliente y dejar que lo piense.

Lo que debemos hacer en esos casos es trabajar con un deadline, poniendo fecha límite de nueva visita o de alguna llamada para conocer su posible respuesta ya sea para decirnos que está aprobada, para complementarla o simplemente para decirnos que no les convecino por alguna razón. En cualquiera de los casos, nosotros como proveedor siempre vamos a quedar bien parados ya que de inicio se verá la intención de darle seguimiento al cliente.

Lo que logramos con esta estrategia sin presionar al cliente es; invitarlo a darnos una respuesta para conocer su decisión, ya sea para negociar el precio o algunos puntos clave que no se habían considerado desde inicio.

Te invitamos a probar el tip y contarnos tu resultado.

 

¿Cual les ha funcionado a ustedes?

 

 

Felices ventas.